Masaje Bondage

masaje-bondage-madrid

Masaje Bondage: Sumisión y Placer

masaje bondage tantra en madrid

Masaje bondage con eróticas inmovilizaciones en combinación con nuestras técnicas de masaje más picantes. El top de los masajes sumisos.

Todos necesitamos un puntito de perversión en nuestras vidas y los juegos de “esclavitud” que nos ofrece el bondage en su versión más light, es una espectacular experiencia sexual. Pero muchos pensarán en como esto puede llegar a ser algo excitante y placentero a la vez. Y es que, precisamente el Masaje Bondage, si algo tiene es el nivel morboso y excitante que con sólo empezar a sentirlo, verás como enriquece tu vida sexual.

Para llevar a cabo un Masaje Bondage es necesario que exista una complicidad entre la masajista y la persona que va a recibirlo y llegar siempre hasta un límite para que no se convierta en algo incómodo para uno de los dos o para ambos.

 

Masaje Bondage en Madrid

El Masaje Bondage combina eróticas inmovilizaciones con las técnicas de masaje más suculentas. Una vez se inicien las inmovilizaciones totales o parciales de brazos y piernas, comenzará el masaje más erótico mediante nuestras técnicas full body to body, donde la  masajista realizará eróticos deslizamientos con cada parte de su cuerpo sobre tu piel. El placer de ésta erótica sumisión es de los más altos.

Además tienes la opción de combinar diferentes elementos como la fusta corta y la fusta manila utilizadas en el masaje Tantra Manila; o nuestros juguetes eróticos de acero aplicados en el masaje Tantra Steel.

El Masaje Bondage en Madrid más completo que siempre has soñado. ¿Te apetece ser el más osado de nuestros clientes?

Masaje Bondage 75′ 300€

Nuestro masaje Bondage, aplica técnicas eróticas de sumisión a modo de juego a través del masaje. En ningún caso se lleva al dolor extremo ni se practican técnicas sadomasoquistas. Que profundamente respetamos, pero no forman parte de nuestra competencia.

< Masajes Eróticos

 

Antes de tu Masaje Bondage.. ¿Sabes lo que es?

Bondage es una denominación aplicada a los actos de atar con fines eróticos a una persona vestida o desnuda. Las ataduras pueden hacerse en una parte del cuerpo o en su totalidad, utilizando por lo general cuerdas, aunque también se puede ver, en muchas ocasiones, el uso de cintas, telas, cadenas, esposas y cualquier otra cosa que pueda servir para inmovilizar a la persona. En la práctica del Bondage, pueden intervenir otros complementos como máscaras, vendas para los ojos, mordazas, etc.

El Bondage no es una práctica novedosa, ya que es conocida desde hace milenios en Japón, como una técnica sexual que estaba reservada para las clases sociales más altas y refinadas.

El placer del Bondage se encuentra en la dominación de una persona y en la entrega de la otra. La persona atada se encuentra a plena disposición de la otra persona, al menos en ese momento en el que se está practicando. Lógicamente, es una práctica consentida por ambas partes, además de un elevado grado de confianza y respeto mutuo.

Puede resultar un juego muy divertido donde gracias al Bondage puedes explorar tu sexualidad. La persona sumisa cumple los caprichos de la persona dominante y el dominante tendrá poder para hacer lo que quiera. En el Bondage es muy importante usar la imaginación. Pues no solo se trata de inmovilizaciones, sino que las dos personas se exciten con el juego.

masaje bondage madrid

A tener en cuenta durante una sesión Bondage

  • Nunca amarrar fuertemente porque se puede lastimar a la persona que está atada.
  • Pactar siempre con la otra persona hasta donde se puede llegar y nunca traspasar estos límites.
  • No se deben colocar ataduras alrededor del cuello.
  • No dejar sola a la persona que permanece atada.
  • Siempre tiene que haber consentimiento por ambas partes.
  • Tener información sobre las diferentes posiciones para la práctica del Bondage para evitar lastimar a la persona dominada.