KSMO Técnicas Multiorgásmicas

La técnica desconocida para que los hombres sean multiorgásmicos

 

KSMO :Key Sound Multiple Orgasmeste es el nombre del peculiar modo basado en la respiración que, aunque no se siga estrictamente, proporciona interesantes pistas para conseguir un mayor placer.

 

Jack Johnston, quién desarrolló esta técnica, no es uno de los partidarios de no alcanzar el orgasmo a través de técnicas de aguante que echan el freno de mano justo antes de llegar al punto de no retorno, sino de tomárselo con calma.

 

El problema que nos encontramos con estos tipos de métodos de respiración es que, aparte de que pueden conducir a un frustrante fracaso, obvian el esparcimiento que da gracia a la relación amorosa ya que el hombre se convierte en un vigilante de sí mismo, preguntándose ¿ya estoy llegando?, ¿quizá pueda ir más lejos?… Esto es lo que hay que tratar de evitar.

 

A menudo el orgasmo se centra en el área genital, pero con este método se pretende que el orgasmo ocurra a través de todo el cuerpo. Neurológicamente todo está conectado, así que la idea es ser conscientes de eso, el fluir de las energías es una mágnifica estrategia para sacar el mayor partido al orgasmo.

 

Con la técnica KSMO se pretende conseguir largas sesiones de masajeo del perineo, también en la base del pene donde pueden derivar en pequeñas eyaculaciones de presemen. Los orgasmos han de llegar en oleadas y no como un simple golpe de placer.

 

Es recomendable que con 20 minutos al día (en los que intentemos no eyacular) uno puede alcanzar un conocimiento más o menos profundo de su propia sexualidad a través de los grandes cuatro pilares del sistema: una vocalización específica, ejercicios de respiración, técnicas de relajación y concentración mental.

 

 

KSMO qué es?

 

 

KSMO: ¿De que manera puede conseguirse?

En primer lugar, hay que tomar conciencia de nuestra energía sexual, en segundo y más práctico, fijándose en la velocidad de la excitación.

 

Por lo general, la mayor parte de los hombres pasan del primer estímulo a la eyaculación rápidamente.

 

Firmeza, hinchazón, endurecimiento y calentamiento (heat) son las cuatro etapas que atraviesa todo hombre en su proceso de excitación.

 

La clave está en no pasar rápidamente a la etapa más acalorada, aquella que conduje indefectiblemente a la eyaculación. Para ello nuestra excitación no debe distraernos, sino que debemos dejar vagar nuestra mente por otras cuestiones que la rebajen, cualquier pensamiento con respecto a otra cosa.

 

Debemos también manejar determinadas técnicas como el control de la respiración, que debe ralentizarse y realizarse con el diafragma, algo también positivo para nuestra salud en general.

 

En último lugar pero no por ello menos importante, se encuentran los ejercicios de fortalecimiento de los musculos sexuales, de forma similar a los ejercicios Kegel que potencian la sexualidad femenina.

Masajes Eróticos y Tántricos

Categorised in: Tantra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*